miércoles, 15 de septiembre de 2010

Soñando soñé...

Esta noche soñé que no quedaban estrellas, que la Luna brillaba por ellas.
Soñando soñé que en la noche morían tus huellas y mis pasos se fundían en tinieblas.
Que el mar se detenía, que tus ojos se secaban, que nuestros recuerdos morían entre brisas de perla.
Que tu cuerpo era mío, y tu corazón estrellas...

No hay comentarios:

Publicar un comentario